Tudela

Tudela | Visitar Tudela. Monumentos, historia, fiestas y alojamientos

Tudela

Tudela es la segunda ciudad en importancia de Navarra y la capital de la Ribera, la comarca bañada por el río Ebro a su paso por esta comunidad. Puerta de entrada también al Parque Nacional de las Bardenas Reales, Tudela está considerada un cruce de culturas, ya que aquí habitaron los árabes, los cristianos y los judíos.

El rico legado cultural y arquitectónico incluye tando edificaciones religiosas como construcciones civiles. Entre estas últimas, el puente del siglo IX, construído por los árabes o el Palacio del Marqués de San Adrián, del siglo XVI.

La Catedral de Tudela, construída en 1180, está situada entre el Ayuntamiento, del siglo XVI, y la Plaza de la Judería, en pleno centro de la ciudad y la mejor zona para comer o ir de tapas en Tudela.

 

Historia de Tudela

Tudela fue fundada en el año 802 por Amrus ibn Yusuf al-Muwalad bajo mandato del rey Al Hakan I, y desde sus orígenes destacó por su estratégica posición que la convirtió, primero en avanzadilla de los musulmanes contra los cristianos, y después en atalaya y puesto defensivo del Reyno de Navarra en sus luchas con Castilla y Aragón.

Tras ser reconquistada por los cristianos y durante más de 400 años, convivieron en la ciudad tres culturas: los musulmanes, los judíos y los mozárabes, cada una bajo su propia jurisdicción y en barrios diferentes. La morería y la juderíade Tudela llegaron a ser de las más prestigiosas de Navarra.

Tudela, que desde el punto de vista urbanístico se considera una de las ciudades de origen islámico más importantes de España y de Europa, pasó en 1119 a formar parte de la corona navarroaragonesa y hasta el siglo XIX vivió dentro de las murallas. Esto fue posible gracias a que el crecimiento de la ciudad se hizo sobre los espacios  abandonados por los casi 3.000 judíos, expulsados en 1498, y por los moros y moriscos expulsados de la ciudad en 1516 y 1610.

 

Recorrido por Tudela

Para el visitante que llega a Tudela por la carretera que viene de Pamplona, el recorrido comienza en el puente sobre el río Ebro. Tiene 17 arcos ojivales de medio punto, algunos de influencia gótica, y una longitud de 360 metros.

Tras atravesarlo y pasar bajo un arco se llega a la iglesia románica de la Magdalena. Construida sobre un templo mozárabe, es monumento nacional y su torre es una de las pocas románicas que hay en Navarra. En el interior conserva un bello retablo renacentista, cuatro lienzos de Vicente Berdusán y un órgano barroco.

Por la calle del Portal se llega a la más antigua de las tres portadas románicas de la catedral de Tudela, uno de los principales monumentos de Tudela. Al otro lado se encuentra la portada más famosa, la del Juicio, en la que las arquivoltas muestran la historia de la humanidad.

Claustro de la Catedral de Tudela
Claustro de la Catedral de Tudela

La catedral de Tudela, construida hacia 1180 sobre los restos de una antigua mezquita, es monumento nacional desde 1884 y destaca en su conjunto la Portada del Juicio.

En su interior se encuentran los retablos góticos y la imagen de Santa Ana, instalada en una capilla barroca a la que se accede por una reja de bronce sobre zócalo de mármol. La talla románica de la Virgen Blanca, el retablo mayor de estilo hispano-flamenco y la capilla del Espíritu Santo son otros tesoros de la seo tudelana. El claustro, románico de finales del XII, conserva algunos elementos decorativos de la primitiva mezquita, y también es muy interesante visitar la capilla mudéjar del siglo XV, en la que, se supone, estuvo la sinagoga mayor.

También es espectacular la gran torre elevada a finales del siglo XVII y principios del XVIII, el coro, el órgano barroco, la sacristía, la sala capitular y las obras de orfebrería y pintura expuestas en el Museo Diocesano, ubicado en el palacio Decanal o casa Decanal, anejo a la catedral. Este edificio, de principios del siglo XVI, tiene un pórtico de estilo plateresco, una singular galería de arquillos y conserva parte del torreón mudéjar.

En las cercanías de la seo se encuentran el Museo Muñoz Sola de Arte Moderno y el Ayuntamiento de Tudela, del siglo XVI, reformado en los siglos XVIII y XIX; y el palacio del Marqués de San Adrián, del siglo XVI, un edificio renacentista que recuerda a los palacios italianos, y del que destacan el alero tallado por Esteban de Obray.

Palacio del Marqués de San Adrián
Palacio del Marqués de San Adrián

Cerca de la calle Rúa está la casa del Almirante (1550), que posee una bonita balconada plateresca, y al lado se encuentra la casa Ibáñez Luna (XVI), renacentista pero con un magnífico tímpano románico.

Edificio Castel Ruiz
Edificio Castel Ruiz

Tras retroceder unos metros, el visitante entra en la calle Pasaje, rincón en el que es fácil imaginar cómo era Tudela en la época en la que convivían judíos, moros y cristianos. Desde aquí se llega a la plaza del Mercadal donde se ubican el centro cultural Castel Ruiz y la iglesia de San Jorge, construidos en el siglo XVII por la Compañía de Jesús como sede de la Escuela de Gramática y convento.

En la calle Herrerías se levanta el palacio del Marqués de Huarte, construcción barroca del XVIII. Habilitado como Archivo y Biblioteca, conserva una bonita escalera y la cúpula central, y guarda una berlina rococó, una armadura del siglo XVI y restos arqueológicos. En la misma acera está la casa de los Condes de Heredia Espinola, neoclásica con decoración rococó.

El recorrido turístico finaliza en el centro neurálgico de la ciudad, la plaza de los Fueros, punto de transición entre la Tudela antigua y moderna. Construida en 1687, fue utilizada como plaza de toros. Dispone de quiosco en el centro y está decorada con escenas taurinas y escudos heráldicos de las poblaciones que forman la Ribera de Navarra.

 

Alojamientos en Tudela

AC Hotel Ciudad de Tudela

Hotel AC Ciudad de TudelaEste establecimiento está ubicado en una antigua mansión de la aristocracia tudelana del siglo XVIII, sita en una zona tranquila de la ciudad. El edificio ha sido restaurado añadiéndole todas las comodidades.

Desde el hotel se puede llegar en un corto paseo de cinco minutos a la catedral y al centro de la ciudad. Dispone de sauna, baño turco y zona de fitness.

Sercotel Tudela Bardenas

Sercotel Tudela BardenasUn hotel moderno situado en la principal avenida de la ciudad, en la zona comercial y a poca distancia del centro histórico. Dispone de amplios servicios, incluyendo gimnasio, wifi gratuíto y parking privado.

El Sercotel Tudela Bardenas dispone también de restaurante donde delaitarse con los platos tradicionales de la cocina navarra y una cerverería.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.